Manuel Sánchez Castro un abogado con más de 20 años de experiencia que ha enfocado su carrera en contribuir con la defensa de los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes.

Le puede interesar: Manuel Sánchez,voz de la experiencia jurídica

Para Manuel Sánchez Castro las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a que se proteja su vida, su supervivencia, su dignidad y a que se garantice su desarrollo integral. No pueden ser privados de la vida bajo ninguna circunstancia.

 Según Manuel Sánchez Castro niñas, niños y adolescentes tienen derecho a que se les asegure de manera prioritaria (antes que a los adultos) el ejercicio pleno de todos sus derechos, para tal efecto siempre se considerará su interés superior.

También tienen derecho a vivir en una familia y no podrán ser separados de ella por falta de recursos para su subsistencia.

Tampoco podrán ser separados de las personas que los tengan bajo su guarda y custodia, sino por orden de autoridad competente y mediante un debido proceso en el que haya sido tomada en cuenta su opinión y su interés superior.

Manuel Sánchez Castro asegura que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud, así como a recibir la prestación de servicios de atención médica gratuita y de calidad.

Con el fin de prevenir, proteger y restaurar su salud, así como a su seguridad social, que permita hacer efectivo su derecho de prioridad, su interés superior, igualdad sustantiva y no discriminación.

Finalmente, Sánchez Castro destaca que  deben contar con nombre y apellidos, ser inscritos en el registro civil de forma inmediata y gratuita, y se les deberá expedir en forma ágil y sin costo la primera copia certificada de su acta de nacimiento.

Siempre que se solicite un cambio de apellidos, tendrán derecho a opinar y a ser tomados en cuenta.

La falta de documentación para acreditar su identidad nunca será obstáculo para garantizar sus derechos.

Deberán contar con nacionalidad; en la medida de lo posible conocer su origen, a efecto de preservar su identidad, pertenencia cultura y relaciones familiares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *