Para Manuel Sánchez Castro, los derechos reproductivos y sexuales, implica el reconocimiento y respeto a la libertad, igualdad y dignidad sin exclusión alguna.

Según  Sánchez, gracias a diversas luchas del  movimiento feminista y movimiento LTGB se ha logrado avanzar en la definición y reconocimiento de los derechos sexuales y derechos reproductivos como derechos humanos, aun frente a fuerzas conservadoras que inciden por el no reconocimiento y garantía  de los  mismos.

Le puede interesar:  Manuel Sánchez Castro: Importancia de estudiar derecho

Todos los derechos deben ser respetados sin producir división entre ellos y su garantía es obligatoria, exista o no en el país  una ley específica al respecto. Es decir,  si hablamos de respeto a la dignidad y libertad, involucra también el campo  sexualidad y la libertad respecto a  la reproducción ya que estos derechos están basados en  todas las personas  y su autonomía sobre su propio cuerpo, a la información, educación sexual y a expresar libremente su orientación sexual.

Le puede interesar: Las razones de Manuel Sánchez para elegir el derecho como profesión

Para  Manuel, todas las personas, sin importar la edad, el sexo/género, orientación sexual, creencias o  cultura, son seres sexuados y por lo tanto los titulares de estos derechos. Por eso, los estados tienen la obligación de garantizar que libremente, sin miedo, coacción, violencia ni discriminación, las personas puedan; tomar decisiones acerca de su salud, cuerpo,  vida sexual y su identidad, como también el de solicitar y recibir información sobre sexo, métodos anticonceptivos y servicios de salud como se  estableció  hace 20 años por las conferencias mundiales. La posibilidad de decidir si tener o no hijos, cuántos y cuándo tenerlos debe seguir siendo uno de los compromisos mundiales porque el impacto de esa decisión tiene una repercusión directa en la salud, la calidad de vida y el bienestar de la mujer.

Para Recordar:

De acuerdo a la OMS, “La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *