Manuel Sánchez Castro, define el acuerdo prenupcial, como un convenio  que se revelan mutuamente todo el dinero y los bienes que poseen antes de casarse.

Este  contrato prenupcial, es válido y puede cumplirse siempre y cuando lo proteja tanto a usted como al cónyuge y esta se  haya firmado con una divulgación completa y justa. Dicha alianza  debe ejecutarse y reconocerse con la formalidad requerida para que se registre una escritura de propiedad.

Por medio del compromiso prematrimonial, se regulan formas de cómo se cumplirán las obligaciones personales y filiales, el régimen económico y las consecuencias ante un eventual divorcio o terminación de la vida en común, no solo para el inocente del rompimiento sino para el sostenimiento integral de los hijos.

Le puede interesar: Manuel Sánchez Castro: El derecho a la intimidad, propia imagen y derecho al honor

Sánchez, señala que al definir la capitulación, deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Lista detallada de los bienes inmuebles que cada compañero lleve a la sociedad.
  • Nota pormenorizada de las deudas que tenga cada esposo al celebrar el matrimonio, con expresión de si la sociedad ha de responder de ellas, o únicamente de las que se contraigan durante el matrimonio.
  • La declaración expresa, si la sociedad conyugal ha de comprender todos los bienes de cada consorte o sólo parte de ellos, precisando en este último caso cuáles serán.
  • La declaración explícita, si la sociedad conyugal ha de comprender los bienes todos de los consortes, o solamente sus productos. En uno y en otro caso se determinará con toda claridad la parte que en los bienes o en sus productos corresponda a cada cónyuge.
  • La notificación de si el producto del trabajo de cada consorte corresponde exclusivamente al que lo ejecutó, o si debe dar participación de ese producto al otro consorte y en qué proporción.
  • La declaración terminante acerca de quién debe ser el administrador de la sociedad, expresándose con claridad las facultades que se le conceden.
  • La declaración acerca de si los bienes futuros que adquieran los cónyuges durante el matrimonio, pertenecen exclusivamente al adquirente, o si deben repartirse.
  • Las bases para liquidar la sociedad.
Recuerda: Manuel Sánchez Castro: Daños personales y accidentes

Los factores que no pueden ser estipulados en los acuerdos prenupciales son cuestiones legales obligatorias tales como la manutención de los hijos, es decir, una pareja no puede legalmente pactar en un acuerdo prenupcial que alguna de las partes será responsable de la misma.

Le puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *